espiritualidad para niños

Yoga para niños

Todo el mundo sabe o cree saber en qué consiste el Yoga. Sin embargo, pocos son los que saben que, con una adecuada adaptación, puede ser practicado por los niños.

Los niños son verdaderos maestros, están conectados con su ser interior, sin embargo a medida que vamos creciendo vamos olvidándonos de quienes somos en realidad, olvidamos que somos seres conectados con el universo, que somos seres “divinos”, los niños tienen mucho para dar y para enseñar y los adultos tenemos la responsabilidad de acompañarlos en su proceso de autoconocimiento y ayudarlos a que no olviden quienes son para que se manifiesten con total libertad y armonía con el entorno. Es muy importante que los adultos los acompañemos, estando disponibles también a aprender y a trabajar sobre nosotros mismos para ayudarlos a que sean ellos mismos, a que conozcan sus dones, sus talentos, sus debilidades y principalmente a que se amen profundamente… es importante que les brindemos espacios de autoconocimiento y el Yoga es una actividad perfecta para eso, además es una herramienta excelente para aprender a manejar el estrés (en los niños se manifiesta a través del cansancio, desorientación, sobreexcitación y desmotivación entre otros) encauzando la energía de cada situación hacia un espacio de crecimiento y creatividad. El Yoga tiene muchísimos beneficios para los niños, pasaré a nombrarles algunos:

Beneficios físicos:

– Conocimiento y disponibilidad corporal

– Mejora la circulación y oxigenación

– Mejora capacidades: fuerza, flexibilidad, coordinación, etc

– Mejora del equilibrio

– Mejora la postura

Beneficios emocionales:

– Ayuda a identificar y regular emociones

– A conocerse y amarse a sí mismo (por ende respeto y autoestima)

– Mejora la relación con los demás (tolerancia y empatía)

– Respeto por el planeta y su espacio

Además es super divertido:

Estos beneficios se logran a través de juegos, canciones, música, arte y muchas actividades más… hay momentos de quietud pero los niños necesitan del movimiento, es parte de su naturaleza… a veces prejuzgamos algunas actividades como ésta pensando que es solo para niños “tranquilos” o que los niños deberán estar quietos y en silencio y no es así, la actividad esta adaptada a sus características y su naturaleza.

Espero haya sido de su agrado, gracias por leer

Dani

Maneras de favorecer el desarrollo emocional

Como ya sabemos todos tenemos múltiples inteligencias y una de ellas es la inteligencia emocional, ésta es la capacidad de leer el mundo interior propio y el de los demás, y de actuar para que las situaciones se resuelvan del modo más positivo posible para todos los actores presentes, sabemos que una mayor inteligencia emocional equivale a un mayor bienestar psicológico y a una mejor calidad de vida, y exactamente eso es lo que deseamos para los más pequeños. Acompañarlos y ayudarlos en su desarrollo emocional es nuestra tarea, pero ¿como?… les comparto 5 maneras de favorecer el desarrollo emocional en los niños:

1- Empatía hacia el niños: ponernos en el lugar del niños no solo va a favorecer a que el también aprenda a ponerse en el lugar de los demás, sino que nos va a conectar con nuestro niño interior y nos ayudara a comprender y ser más respetuosos.

2- Poner nombre a lo que sienten cuando no puedan hacerlo: identificar, reconocer, poner en palabras las emociones que estamos sintiendo es un primer paso muy importante para, en su momento, regular las emociones.

3- No ridiculizar sus miedos, por más que como adultos creamos que esa emoción es exagerada o fuera de lugar, es una emoción y esta allí, ayúdalo a comprender que lo que siente no es malo, todos sentimos miedo alguna vez.

4- Las emociones nunca son malas, en todo caso se trabaja sobre la conducta: tendemos a decir “no llores” “no paso nada” “no te enojes”… todas las emociones existen, no son ni buenas ni malas, y tienen una función específica, valida sus emociones y en todo caso corrige la conducta “entiendo que este enojado pero no debes pegar a nadie”

5- Enséñale a expresar con claridad lo que le gusta y lo que no, tenemos que conocernos lo suficiente como para saber que nos gusta y que no, acompaña al niño a que pueda expresar sus gustos con libertad y sin juzgar

Espero estos puntos sean de tu interés y te hayan servido. Sigamos acompañando a nuestros pequeños en sus procesos de aprendizaje de la manera más sana y respetuosa posible.

gracias por leer

Dani

Carrito de compra